Curso de Improvisación y Armonía

 

La improvisación ayuda a desarrollar la capacidad y la expresión musical de una manera creativa. Es, ante todo, una forma activa y compositiva de acercarse al instrumento y a la música. Por otro lado la armonía estudia la composición musical desde el punto de vista de las relaciones sonoras verticales (acordes). Esta asignatura provee al alumno de las competencias auditivas y conceptuales necesarias para la asimilación y el empleo de los recursos armónicos característicos de los diferentes estilos musicales.

La improvisación no es un proceso mágico en el cual milagrosamente el ejecutante se "inspira". El improvisador se basa en una serie de elementos muy concretos que le sirven de plataforma y sostén para elaborar su improvisación. Un improvisador se ayuda de una serie de recursos técnicos. Para desarrollarlos es fundamental trabajar la técnica instrumental mediante el estudio de ejercicios técnicos como patrones rítmicos, melódicos, armónicos, etc.

Partiendo de la audición y la transcripción como herramientas de aprendizaje básica, y reforzando el aprendizaje mediante el análisis, la armonización y rearmonización, la asignatura tiene como objetivo último el desarrollo de la conciencia musical del alumno, facilitando las herramientas necesarias para un estudio más avanzado de la improvisación y la composición. 

 

Dirigido a: alumnos de cualquier instrumento que puedan tocar escalas y arpegios mayores con una mínima fluidez y con un conocimiento básico de armonía (triadas, acordes de séptima).

 

La asignatura se impartirá en tres sesiones:

 

La primera tiene como núcleo los fundamentos de la improvisación y la armonía.

La segunda profundizara en la conducción armónica en la improvisación.

La tercera introducirá conceptos y procedimientos básicos de la improvisación.

 

Fechas y horario: 27 de junio, 4 y 11 de julio, de 19 h. a 21 h.
Número de horas: 6
Profesor: Stanislav Borisov